Estas dos mujeres son amigas de toda la vida y han decidido que van a compartir una experiencia muy especial que no van a olvidar en todas sus vidas. Han hecho una colecta con sus pensiones para poder pagar los servicios de un gigoló de lujo que las pueda penetrar en toda una gran cantidad de posiciones. Ellas hacía mucho tiempo que no tenían sexo y, por esta razón, se han corrido en un tiempo récord.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *