Estas maduritas acaban de salir de una reunión de tuppersex y han comprado unos vibradores que piensan que les van a poner a 1000. Lo mejor de todo es que ni tan siquiera han sido capaces de poder esperar a llegar a su casa para poder utilizarlos: mientras estaban viajando en el vehículo, directamente han activado el vibrador se lo han empezado a restregar por el chocho. Lo mas increíble es que han conseguido alcanzar el orgasmmo en lo que se considera como un tiempo récord.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *