Esta mujer siempre ha tenido en mente la fantasía de acostarse con un negro que tuviera la polla bien larga. Ahora ha tenido que pagar por ello, ahora lo ha conseguido de verdad. Lo primero que ha hecho ha sido meterse un vibrador por el coño, para que se le humedeciera lo suficiente. El tío se ha tumbado en el sofá y la chica se le ha puesto encima. Se han movido a una gran velocidad, hasta que por fin han llegado al orgasmo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *