Esta mujer ha tenido muchas relaciones de a lo largo de su vida, pero hasta este momento no ha tenido ninguna que la pudiera llegar de verdad. En esta ocasión ha tenido la opción de acostarse con un negro que le ayudase a sentir de verdad; primero le ha comido la polla negra hasta que se le pudiera bien dura. Una vez que la tenía bien dura, se ha abierto de piernas y se ha dejado penetrar hasta llegar al orgasmo final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *