Esta mujer tiene algunas deudas de juego muy importantes, por lo que ha tenido que aceptar un trato poco convencional. El director del banco le ha dicho que si hace una grabación erótica, y que si se abre bien de piernas, le condonará la deuda por completo. En un momento dado no lo ha terminado de ver claro, pero antes de darse cuenta se ha quitado las bragas, se ha abierto bien las piernas e, incluso, hasta se ha ido tocando el coño hasta correrse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *