Esta mujer siempre ha tenido en su vida la fantasía de acostarse con un negro, pero nunca se ha conseguido ligar a uno. Es por ello, por lo que ha decidido invertir parte de su pensión en dar rienda suelta a esta fantasía tan especial. Lo primero que ha hecho cuando lo ha tenido delante es mamarle la polla durante un buen rato. Una vez que el otro la tenía bien dura, se le ha puesto encima y ha follado como nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *