Este hombre va mucho a ver a su vecina porque desde que se murió su marido no sabe como apañarse con los las tareas domésticas. Ella, como agradecimiento, como no tiene dinero, lo que hace es comerle la polla hasta que se le corre en la boca. En esta ocasión ha decidido ir un poco más allá y le ha pedido que se deje grabar. A veces, incluso, hasta se la folla en muchas posiciones hasta que consigue que se corra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *