Esta mujer trabaja en el mundo del espectáculo y ha tenido un problema en el camerino, por lo que ha tenido que llamar al técnico que para que se lo pudiera arreglar. No obstante, ella ha decidido poner en práctica sus armas de mujer para ver si se la podía poner bien dura. Antes de darse cuenta ya tenía la polla de este en la boca y luego se le ha puesto encima para follar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *