Este hombre trabaja como gigoló porque no tiene otra forma de sacarse dinero para llegar a fin de mes. Es por esta razón por lo que a veces se tiene que acostar con mujeres que no le ponen en absoluto: como en este caso que se lo tiene que hacer con una vieja. Simplemente les quita las bragas, piensa que se está follando a una mujer jóven y empieza a penetrarla. Se la mete tan bien que no tarda en conseguir que se corra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *