Este hombre, desde que era un niño, se ha sentido atraído por las enormes tetas de su vecina. Ahora que ha crecido, la vecina también lo ha hecho, por lo que tiene algunos años de más, pero sus tetas siguen siendo grandes. En un momento dado, el tío se ha decidido a ir a por todas. En cuanto ha tenido a la tía delante, le ha mamado un rato los pezones y luego ha follado de una forma de lo más especial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *