Este hombre lleva algunos años trabajando en la empresa y ahora quiere llevarse un aumento. Se ha armado de valor y ha ido a hablar con la jefa. Sin embargo, ella no se lo ha querido a dar, por lo menos no sin algo a cambio. Se ha tenido que dejar comer la polla por ella, por lo menos para que se le pusiera algo dura. Una vez que lo ha conseguido, la ha tenido que tumbar y penetrarla por detrás. Han disfrutado de una forma muy especial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *