Este hombre va a acostarse con una mujer obesa porque ha perdido una apuesta con unos amigos. Aunque no le pone en absoluto, sabe que tiene que cumplir con su palabra si o si. Sin embargo, piensa que ellos no se lo van a creer y, por esta razón, ha activado una cámara oculta y ha registrado por completo la situación. La ha puesto a cuatro patas, le ha abierto bien el coño y después la ha metido por detrás hasta que los dos se han corrido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *