Esta mujer está ganando dinero por cuidar a una mujer que no se puede valer por si misma. En un momento dado, la vieja le ha propuesto algo de dinero extra a cambio de que también tengan todo tipo de relaciones sexuales. Al principio no estaba muy convencida, pero al final ha aceptado. Lo único que hace es cerrar los ojos, sacar la lengua y empezar a chupar el coño como si no hubiera mañana. La otra no tarda mucho en correrse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *