Este tío ha acudido de urgencia a una casa porque la mujer de allí había alertado que habían problemas con el gas. Después de arreglar una avería que parecía haber sido provocado, la mujer le ha querido invitar a tomar algo. Una vez que estaban sentados en el sofá, de un momento a otro la tía le ha enseñado sus tetas, y luego su coño. Después le ha comido la polla y han acabado follando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *