Una mujer hacía tiempo que no sentía el tacto de una polla en su boca. Es por ello por lo que ya se ha hartado y se ha liado con el primer tío que se le ha puesto a tiro. Ha empezado por hacerle una mamada muy especial con el objetivo de ponérsela bien dura. A continuación se ha abierto bien el coño y se ha dejado penetrar. Ha botado un par de veces hasta que se ha corrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *