Un chico está tan desesperado que ha decidido que se va a acostar con cualquier mujer que vaya a su casa. Al final ha bajado tanto el listón que ha pensado en tener sexo con la vecina. Ella es tan guarra que en el momento en el que la ha traído se ha empezado quitar la ropa porque sabía que le iban a penetrar. Después de calentarle bien el coño han empezado tener sexo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *