Esta mujer está muy desesperada porque hace mucho tiempo que no ha tenido sexo con ningún hombre. Es por esta razón, por la que se ha sentido atraída desde el momento en el que un nuevo vecino ha llegado al barrio. En vez de llevarle un bizcocho, le ha llevado su coño. Sin darle tiempo a preguntar, se ha ido al patio con el, se ha desnudado, se le ha puesto encima y han follado. Ha sido toda una buena bienvenida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *