Este tío está muy mal de dinero y necesita trabajar en lo que sea. Ha ido a casa de la abuela de su amigo porque éste se había dejado olvidada su cartera y se lo había pedido como favor. Ha sido entonces cuando me ha contado la situación a la mujer y ésta le ha dado una solución alternativa: podía darle bastante dinero a cambio de que se dejara follar. Al tío no le pone la vieja en absoluto, pero no tiene más remedio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *