Esta mujer tenía algo de miedo por probar este tipo de sexo porque pensaba que la primera vez le iba a doler. Es cierto que no fue tan placentero como se había imaginado pero, poco a poco, se dio cuenta de que el placer estaba empezando a aparecer. Ahora es capaz de colocarse en toda una gran cantidad de posiciones diferentes para que le puedan penetrar por detrás. Por supuesto, ella está encantada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *