Este hombre está harto de encontrarse a mujeres que, a pesar de tener un buen cuerpo, no saben como hacerle una mamada con es debido; es por ello, por lo que se ha decidido a hacer un curioso experimento: le ha pagado una gran cantidad de dinero a cambio de que una amiga de su madre le haga una mamada espectacular. La tía ni tan siquiera tiene dientes, por lo que la sensación que ha vivido ha sido incomparable. Seguramente le seguirá pagando por lo mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *