Esta negra va a sorprender a su amiga de una forma de muy especial; se ha comprado un disfraz de colegiala para seducirla. Y lo mejor de todo es que hasta se ha hecho con una chuchería para conseguir un aspecto todavía más infantil. La otra ha quedado sorprendida, pero lo ha estado todavía más cuando la disfrazada se le ha puesto encima y le ha comido el coño durante un buen rato. Ha sido una experiencia explosiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *