Esta mujer está harta de conocer todas las infidelidades que comete su marido y ella no poder hacer nada para poder marcar la diferencia. Un día se ha hartado de todo y ha decidido que se va a costar con el primer tío que se le ponga por delante. En el momento en el que ha venido un repartidor con un paquete le ha propuesto tener relaciones sexuales y éste no se ha negado. Ha sido la venganza sexual perfecta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *