Esta mujer tiene toda una gran cantidad de fantasías sexuales acumuladas que nunca ha podido hacer realidad. Por ejemplo, una de ellas es tener relaciones sexuales con un negro. Ahora que su marido ha muerto, ha tenido que pagar para que uno con este color de piel se la pudiera llegar a meter. Nada más verle desnudo, se ha dado cuenta de que le había tocado la lotería debido al enorme tamaño de su polla. Por ello, ha disfrutado como nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *