Esta tía lleva mucho tiempo sin acostarse con su chico hasta que han llegado a un punto en el que no han podido más y han terminado follando. Ella por si acaso se ha afeitado el coño con antelación; cuando su marido ha llegado a casa, lo primero que ha hecho ha sido enseñarle el chocho bien rasuradito; y no solo eso, si no que también le ha comido el pene un buen rato hasta que se le ha puesto bien duro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *