Este hombre ha llegado a una edad tal que la única manera para poder tener relaciones sexuales es pagando por ello. Sin embargo, tiene la suerte de trabajar en un lugar en el que le pagan muy bien, por lo que puede pagar a tantas putas como quiera. En este caso, hasta ha colocado una cámara oculta en el espejo y le ha dicho a la chica que se ponga encima de su polla pero dándole el culo. Cuando ha visto el resultado se ha cascado otra paja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *