Un hombre ha decidido que va a hacer que su mujer llegue al orgasmo de una forma muy especial. Lo primero que ha hecho ha sido vendarle los ojos y luego quitarle las bragas y el sujetador. A continuación le ha metido los dedos por el coño hasta que este se le ha humedecido. El tío no ha tardado en machacarse la polla y, finalmente, la ha penetrado con ella. Una práctica muy especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *