Esta mujer ha pasado ya de los 50 años y ha entrado en un cuadro de depresión porque cree que ningún hombre ya la va a considerar atractiva. Es por ello, por lo que se ha decidido a intentar demostrar lo contrario. Se ha comprado una cámara y le va a dar un uso de lo más interesante; la ha situado en una zona estratégica y se va a tocar el chocho mientras todo el mundo de Internet la ve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *