Esta mujer no es capaz de poder hacer frente a la hipoteca desde el momento en el que su marido murió. Ha ido a ver al banco en más de una ocasión, pero no le habían dado una solución hasta este momento. Un miembro del banco le ha propuesto un trato de lo más especial: le ha dicho que se deje grabar en directo, enseñando las tetas e, incluso, abrirse bien de piernas para meterse los dedos por el chocho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *