Esta tía necesita ganar algo más de dinero porque, de lo contrario, no será capaz de poder pagar la renta a fin de mes. Es por esta razón, por lo que ha ido a ver a su jefe estando dispuesta todo. Nada más tenerlo delante, le ha dicho que se baje los calzoncillos y le ha comido la polla durante un buen rato. Y no solo eso, si no que para garantizar el aumento hasta se le ha puesto encima para ser follada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *