Este hombre se siente atraído por todos los culos gordos que se encuentra en su día a día; en esta ocasión le ha visto el trasero a la cajera y se le ha puesto dura desde el primer momento. A tal nivel que ha decidido coger la cámara de su teléfono móvil y registrarle el culo sin parar. Eso si, lo ha hecho sin que la otra se diera cuenta, para evitar problemas. Luego se ha cascado una paja con ese culo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *