Este hombre tiene muchas complicaciones para poder ligar, por lo que siempre que consigue traerse un nuevo rollo a casa lo graba para poder disponer de la grabación de cara al futuro. A ellas no les dice nada, si no que coloca una cámara oculta para que ni tan siquiera se den cuenta. En esta ocasión, la muy guarra se ha quitado las bragas y se le ha puesto encima, metiéndose una enorme polla por el coño y dándole caña hasta el final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *