Una mujer acaba de entrar en el mundo de follar por dinero y en su primer día ha tenido que ir con una de las más veteranas para poder satisfacer al cliente. Lo primero que le ha enseñado ha sido como meterse una polla en la boca y ponerla bien dura. El siguiente paso ha sido ponerse encima, abrirse de patas y dejarse penetrar. Una vez que la otra ha estado lista, ha probado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *