Esta mujer había contratado los servicios de dos obreros para que pudieran arreglar un problema de goteras que tenía en una de las habitaciones de su hogar. Ella se ha puesto a limpiar y, en el momento en el que se ha dado cuenta, los dos se le han insinuado. Sin saber muy bien como ha pasado, uno de los dos le estaba metiendo los dedos por el coño. Al final hasta se la han follado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *