Dos maduritas han decidido traer a su casa a una mujer para que le diera unas muestras sobre maquillaje. Sin embargo esta era una excusa porque lo que realmente pretendían es poder follarsela. En el momento en el que se han quedado a solas han aprovechado para desnudarla completamente y acariciarles sus enormes pechos. Después le han quitado las bragas y le han pasado la lengua por el coño. Al final se han corrido todas a la vez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *