Estas dos mujeres han sido trasladadas al mismo centro hospitalario, desde el primer momento en el que les tocó el mismo turno de noche, empezó a saltar chispas entre ellas. En un momento dado, cuando ya no había ningún tipo de paciente al que atender, estas dos mujeres han empezado a dar rienda suelta a su imaginación quedándose completamente desnudas y comiéndose el coño hasta llegar al orgasmo. Ahora se ha convertido en una práctica que repiten siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *