Este hombre está teniendo algunas dificultades para poder pagar la hipoteca mes a mes; por mucho que intente conservar los trabajos, no tarda en perderlos. Es por esta razón, por lo que ha tenido que aceptar el trato de la mujer que vive al lado de su casa, quien le va a dar mucho dinero a cambio de que se la folle. La tía es vieja y le da mucho asco, pero también mucho dinero. Es por ello por lo que la abre bien de piernas y le hace de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *