Esta mujer lleva algún tiempo trabajando en la empresa, pero ya ha acumulado un amplio expediente de faltas porque, entre otras cosas, no es capaz de llegar a tiempo al horario establecido. El jefe le ha dado una segunda oportunidad pero, a cambio, se la va a tener que follar. La mujer necesita el dinero, por lo que no ha tardado en quitarse las bragas y en abrirse bien de piernas. El otro se ha sacado la polla y la ha penetrado de una forma muy especial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *