Este hombre tiene muchos problemas para llegar a fin de mes, siendo incapaz de poder pagar el alquiler. Es por esta razón, por lo que, tras hablar con la vieja de la casera, esta le ha propuesto una solución personalizada. Lo único que tiene que hacer es dejarse comer la polla y, en el momento en el que se le ponga bien dura, metérsela hasta que se corra. Le ha dicho que si hace eso durante cada mes se ahorrará tener que pagar la renta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *