Este hombre, a pesar de que la mujer que vive al lado de su casa tiene bastantes más años que él, siempre se ha sentido atraído por ella y por sus enormes tetas. En esta ocasión, ella ha accedido a sus pasiones y hasta le ha dejado ponerle la polla entre sus senos con el objetivo de poder hacerle una cubana que no va a olvidar en su vida. Cuando estaba bien caliente, la ha puesto a cuatro patas y la ha penetrado de esa manera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *