Este mujer había solicitado los servicios de unos profesionales para que ellos acudieran a su hogar y pudieran trabajar en el jardín. Sin embargo, en el momento en el que tenía que pagarles, se ha dado cuenta de que todavía no se habían ingresado la pensión y, por esta razón, se las ha tenido que ingeniar. Les ha dado sexo a cambio de sus servicios. A ellos no les ha importado demasiado que fuera vieja, se la han metido igual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *