Una mujer ya entrada en años va a cumplir uno de los sueños que siempre ha tenido. Le ha tocado la lotería de forma reciente y va a aprovechar para contratar los servicios de un negro que se la pueda llegar a meter. Lo primero que tendrá que hacer es calentarle bien la polla para que la tenga bien dura. Después se la meterá sin ni siquiera haberle dejado tiempo para quitarse las bragas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *