Esta mujer siempre se ha sentido atraída por la enorme verga que el vecino tenía; reconoce que lo espiaba mientras este dormía y que a veces hasta le ha bajado los calzoncillos sin que él se enterase. No obstante, en un momento dado no podido resistir la tentación y, cuando le ha bajado los calzoncillos, también es una buena mamada. El tío se ha despertado y lejos de enfadarse, se la follado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *