Esta vieja se ha dado cuenta de que no tiene la pasta suficiente como para poder pagar de forma regular el alquiler; es por esta razón, por lo que no le ha quedado otra que aceptar el trato de un tío que le ha ofrecido una gran cantidad de pasta por tener relaciones sexuales con ella. Lo primero que ha tenido que hacer, según el trato, ha sido comerle la polla durante un buen rato. Luego abrirse de piernas y dejarse penetrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *