Esta mujer, antes de morir, siempre había querido montárselo con un negro para ver si es verdad que tenían la polla tan grande como dicen. En este día ha tenido muy buena suerte ya que no solamente se ha ligado a un negro sino que lo ha hecho con dos. Éstos le han comido las tetas durante un buen rato y luego ya les ha tenido que chupar el pene. Al final se han corrido al mismo tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *