Este hombre se ha decidido a trabajar como gigoló para tener el presupuesto exacto como para poder llegar a fin de mes. Es por esta razón, por la que a veces se tiene que follar a gordas que no le ponen demasiado, como en esta ocasión que lo ha tenido que hacer con una vieja. En cuanto le ha enseñado el chocho, la polla se le ha puesto tan dura que le ha dado igual que fuera bieja o no, se la ha follado bien follada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *