Este hombre se ha ofrecido como voluntario para poder cuidar a personas mayores porque piensa que de esta forma puede colaborar un poco con la sociedad. Es por esta razón, por lo que ha tenido que ocuparse de una vieja que tiene una cierta restricción de mobilidad. En un momento dado la ha tenido que bañar; la muy guarra, como agradecimiento, le ha estado comiendo la polla hasta llegar al punto en el que han tenido que follar hasta que se han corrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *