Esta mujer no tiene quien se la meta. Desde que su marido se murió se ha quedado sin tener ningún tipo de relación sexual. Es por ello por lo que, cómo método para relajarse, lo que hace es meterse los dedos por el coño. Se tocando el chocho a gran velocidad, con el objetivo de llegar al orgasmo. Cómo esta vez no lo ha conseguido, ha aprovechado que estaba húmeda, ha seducido al tío de la limpieza y se la ha follado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *