Estos 2 tíos hace mucho tiempo que salen a ligar por las noches, pero que no se comen un rosco. Al otro lado de la calle hay dos maduritas que siempre les miran con intenciones lascivas, por lo que al final se han decidido a sucumbir a sus encantos. Después de tomarse una copa con ellas se han empezado a liar. Una de las dos le ha comido la polla al otro durante un rato. Cuando estaban muy excitados han follado hasta correrse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *