Este hombre sospecha que su mujer le está siendo infiel, por lo que ha colocado una cámara oculta en un lugar clave. En el momento en el que ha visto la grabación se ha encontrado que su mejor amigo iba a verla a ella y que no tardaba en sacarse la polla. Luego la muy guarra se ha inclinado y le ha comido el pene un buen rato. A continuación han ido teniendo sexo en varias posiciones hasta que se han corrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *