Esta mujer tiene que relajarse todos los días al salir del trabajo porque experimenta unos niveles de estrés de lo más elevados. En el momento en el que se queda a solas, lo que hace es quitarse bien las bragas y empezar a meterse los dedos por el coño. Y para poder hacerlo, se quita el sujetador y enseña sus enormes tetas mientras que ser va estimulando los pezones. De esta forma no tarda demasiado en poder llegar al orgasmo final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *